noticias

HABLAMOS CON FRANCISCO RODERO

Hoy hablamos con Francisco Rodero ,seguro que muchos le conocéis. Fran empezó a los 13 años. Se decanta por la altanería. Afirma que para el es un hobbi pero que se ha convertido en su profesión.

Charlamos un poco con Francisco.

¿ Quienes han sido tus referentes?

He tenido la suerte de aprender de mucha gente y creo que se puede aprender algo de todo el mundo, pienso que es una virtud saber verlo así,pero en mis inicios al que tuve y mantengo como una fuente inagotable de conocimientos es a Santos. Tengo también mucho que agradecer a mucha gente de la zona de Valladolid y Zamora. También a Carlos Galindo y estos últimos años he incorporado un poco la devoción por Gonzalo Cano.
Creo que estos tres son grandes maestros de la altanería en España.
También quiero nombrar a Antonio Santana, fue el primer cetrero con el que contacte y me abrió las puertas de su casa.

¿ Que aves te han marcado ?

Todos los que he tenido me han marcado y han tenido un significado importante por las particularidades de cada uno,todos han sido el numero 1 en algo,pero el que se ha transformado en algo que he deseado durante tiempo y que veía algo inalcanzable fue mi primera hembra de halcòn peregrino IRA, la cual me ha dado unas satisfacciones enormes tanto en campeonatos como en caza. Pero también quisiera destacar Catalina,Sentencia, La Vara.

¿ Por qué crees debemos fomentar la cetrería?

Por que es uno de los pocos vínculos que hace al ser humano seguir formando parte de la naturaleza y del ciclo de la vida, por que en la actualidad el ser humano se ha convertido en mero espectador, y vemos la naturaleza, aunque estemos en medio de ella, como si de un documental se tratase. La cetrería hace que el ser humano tenga la oportunidad de seguir siendo parte de la naturaleza y no un observador o manipulador de la misma. Creo que la cetrería inculca una cantidad de valores enormes a las personas, el amor a la naturaleza, el respeto, el conocimiento de la misma, por que no se puede amar la naturaleza sin conocerla, por eso hay que vivirla, y la cetrería te permite vivirla de una forma muy cercana.Por lo que creo que es una gran asignatura para la educación ambiental

Ha sido un placer hablar con Francisco le agradecemos su amabilidad y colaboración.